Vexilología

Vexilología, la ciencia de las banderas.

G FRAIPONT 1919
Postal de Gustave Fraipoint, 1919.

A primera vista, pareciera que Vexilología es un concepto difícil de asimilar, pero la verdad, es que dentro su complejidad, encontramos un mundo apasionante en lo que se refiere al estudio, investigación y hasta diseño de las banderas. Una definición simple podría ser que es la “ciencia de las banderas” pero más que ciencia en sí misma, esta área del conocimiento corresponde a una disciplina, que derivada de la emblemática, corre con colores propios desde el año de 1958, fecha en la cual, Whitney Smith acuñó el concepto para diferenciarlo del antiguo “flaggenkunde” acuñado en la segunda mitad del siglo XX por Ottfried Neubecker.

Como disciplina derivada de las Ciencias Sociales, vamos a reconocer en principio, la etimología del concepto. Desde los tiempos del Imperio Romano que sus legionarios portaban al momento de su expansión por Europa una serie de “vexilla” o paños de colores (rojo y violeta en su mayoría) con los cuales podían diferenciarse del resto de escuadrones. De esta manera y en sus contactos con los demás pueblos como alamanes, godos, francos y otros, se generó un sincretismo tal, que avanzando en el tiempo encontramos el concepto de Bandwo, que más tarde derivaría en Bandra, Flagge y Bande, conforme a su aceptación en los distintos idiomas en formación durante la Edad Media.

En la época feudal, si bien se ocupó en su mayoría el escudo como forma de diferenciar familias y feudos, las banderas también sirvieron como símbolo de identidad y poder ya no sólo en Europa, sino que a lo largo del mundo. Es así como encontramos indicios del uso de las banderas ya desde el 3000 a.C en Egipto e incluso en grandes imperios como el chino.

02 - Safavid Empire [1524 - 1736]
Bandera del Imperio Sasánida.
Será el siglo XIX el que otorgará el carácter de “nacionalismo” a las banderas, cuando comienzan a gestarse los movimientos revolucionarios de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido. Así también en el caso americano, son los inicios de este siglo los que ven nacer a las actuales banderas de repúblicas independientes como Chile, Argentina y Bolivia, entre otras.

De esta manera y ya llegando el siglo XX y XXI es que contamos con un acervo fecundo de banderas que van desde las comunales, regionales, de clubes deportivos e incluso, de movimientos políticos que le otorgan a nuestra disciplina un campo en constante desarrollo en lo que respecta tanto a su investigación como en su diseño, ya que dentro de la Vexilología, también tenemos que considerar a la Vexilografía, considerada como el arte de diseñar una bandera junto con desarrollar el simbolismo e identidad de la misma. Junto al concepto anterior, también encontramos al de Vexilonomía, que se encarga del estudio del uso de la bandera conforme al contexto del lugar elegido.

Fananefndin
Comisión que definió la bandera de Islandia tras un concurso nacional en 1914.

En los albores del siglo XXI la Vexilología se encuentra en constante desarrollo y con un futuro promisorio. Cada año aparecen publicaciones, ya sea libros y artículos, con temas propios de la misma y propuestas para mejorar y estandarizar el diseño de las banderas. Junto con las publicaciones, también somos testigos de asociaciones y federaciones vexilológicas que contribuyen a generar un mayor desarrollo de la disciplina a nivel mundial, lo que queda de manifiesto cada dos años en los Congresos Internacionales de Vexilología y en los que se desarrollan cada año en distintos países.

5512_XXXI_congreso_nacional_vexilologia_segovia
Afiche alusivo al XXXI Congreso Nacional de Vexilología realizado en Segovia, España a cargo de la Sociedad Española de Vexilología.

En el apartado de Publicaciones podrás encontrar libros, artículos y otros textos en los que se desarrolla con mayor profundidad tanto el concepto como la historia de la Vexilología y en la sección de enlaces podrás encontrar las asociaciones y federaciones de nuestra disciplina que se encuentran a lo largo del mundo y con las que la CONAVEX mantiene un contacto directo como forma de desarrollar y mantener un vínculo fraterno para mantener vigente nuestro trabajo con la “ciencia que estudia las banderas”